Auditoría Laboral

Por regla general, la auditoría tiene como objetivo determinar la adecuación de la contabilidad y la fiscalidad de los pagos de una empresa, con el fin de detectar el fraude, la malversación o pagos en exceso.


Por esta razón, es común que el término causa rechazo de auditoría dentro de las empresas, ya que los empleados responsables de esos sectores imaginar la existencia de desconfianza en su servicio.


Sin embargo, el principal objetivo de la auditoría es revisar las prácticas, identificar las posibles ideas erróneas y soluciones, evitando así la creación de una deuda tributaria o laboral.


Esto significa que el objetivo principal de la auditoría es ayudar a la empresa y, en consecuencia, los empleados responsables de la contabilidad, los pagos y los recursos humanos.
 

Rutinariamente, la auditoría tiene un carácter contable único, pero la auditoría laboral, dirigió las acciones y prácticas del departamento de recursos humanos o el departamento de personal de la empresa, tiene un gran valor con el fin de detectar y corregir los errores de procedimiento que pueden causar un gran daño.


El trabajo de auditoría debe analizar todas las rutinas de la selección del futuro empleado al despido del empleado, a través de la admisión, el cálculo de la compensación y los beneficios, la concesión de la licencia, los depósitos del FGTS, contribuciones, descontado legal, cumplimiento, entre otros, hasta que lleguen a la extinción de los contratos.


A partir de este análisis, se debe señalar la conformidad perfecta con las reglas, o indicar las correcciones que reducen al mínimo el riesgo de condena por reclamos laborales y la evaluación por parte de los inspectores.


Los pasivos laborales no llaman la atención de los empresarios y directivos, ya que no hay resbalones debido o colectores en la puerta de la empresa. Es una deuda en silencio, basada en procedimientos erróneos o inadecuados, que se cargará a la terminación del empleo y siempre más allá del desembolso inmediato que requiere (sólo la interposición de un recurso ordinario exige el depósito previo de £ 6598.21), genera una ola de mano de obra, lo que puede importar en el cierre de un negocio.


Por lo tanto, es imperativo que las empresas por lo general promueven auditorías laborales, evaluación y adaptación de las rutinas de su departamento de personal, a fin de evitar sorpresas y condenas judiciales.